Con el fin de apoyar a los patronos que se enfrentan a los impactos financieros sufridos como consecuencia de las medidas tomadas para evitar la propagación del coronavirus, el Programa de Desarrollo Laboral, del DDEC, estableció el Fondo de Prevención de Cesantías COVID-19 con una cantidad inicial de $8 millones. Se aprobarán hasta $50,000, por individuo/corporación elegible, provenientes del Fondo de Prevención de Cesantías COVID-19.

Esta subvención económica pretende reembolsar aquellos gastos extraordinarios en los que ha tenido que incurrir un patrono, como consecuencia de la crisis de salud que atravesamos. El DDEC estará aceptando solicitudes de subvención a partir del 13 de abril, hasta 60 días después de que finalice el estado de emergencia (sujeto a disponibilidad de fondos).

Uso de los fondos (Reembolso)

  • Compra de equipos de acceso remoto para permitir a los empleados trabajar desde su casa, promoviendo el distanciamiento social (computadoras, impresoras, teléfonos, auriculares, etc.);
  • Compra de programas o aplicaciones (“software”), y gastos de adiestramiento que un empleado pueda necesitar para trabajar a distancia;
  • Compra de suministros y/o cubrir los costos de los servicios de limpieza/saneamiento que permitan a una empresa exenta o autorizada por mandato gubernamental, a mantener a los empleados en el área de trabajo;
  • Compra de suministros y/o servicios de limpieza/saneamiento que permitan a un patrono retomar las operaciones, al cese de la emergencia, si este gasto extraordinario impacta el pago de nóminas y tuviera como consecuencia la cesantía de parte de su plantilla laboral;
  • Pagar un seguro de responsabilidad pública adicional para aquellos comerciantes que hayan incluido el servicio de entregas a domicilios, a causa del Estado de Emergencia, para poder ofrecer sus servicios, siempre y cuando sean considerados esenciales;
  • Otros enfoques y estrategias para reducir o eliminar la necesidad de despidos estarán sujetas a revisión y aprobación del DDEC (gastos operacionales);
  • NO podrá pagar nóminas

Elegibilidad

  • Patronos que tienen 500 empleados o menos,
  • No tienen deudas por ningún concepto con el Gobierno de Puerto Rico, y en su defecto tienen Plan de Pago al día;
  • Demuestra necesidad de apoyo para la prevención de cesantías de empleados bajo el impacto del COVID-19. Entiéndase que los costos extraordinarios, incurridos como consecuencia de la crisis del COVID-19, los obligaría a cesantear empleados con tal de mantener viva la operación.

Si cumple con estos requerimientos deberá crear una cuenta de usuario para poder solicitar la ayuda. Para continuar con el proceso haga clic aquí.

Comments are closed.